Hôtel la Chenevière

Opiniones de clientes

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Alain Collet

Idóneo para un fin de semana de enamorados

Una habitación muy bonita, grande, cómoda y bien decorada.
Un personal atento y un ambiente cálido. ¡Hasta nos hicieron olvidar el mal tiempo!
Una cena exquisita.
En cuanto al brunch del domingo, igual de excelente.
Volveremos.

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Ben Raillot

¡Una experiencia memorable que repetir!

Una espléndida estancia de tres noches en una habitación doble de lujo. Una limpieza impecable en una habitación muy espaciosa. El mobiliario se adapta a la perfección a la magnificencia del lugar: un palacete en medio de unos jardines con impresionantes árboles de diversas especies.
El personal es de una amabilidad y una disponibilidad muy acusadas, y también está muy pendiente tanto durante el desayuno (¡muy abundante, y compuesto por productos frescos que te hacen caer en tentación!) como de ofrecerte pequeñas atenciones al regresar de la cena. También se encarga de organizar y comunicarte en su debido momento un masaje en un plazo muy breve (por supuesto, también es cuestión de tener suerte con los huecos en la agenda).
El parking, al que se puede acceder sin aparcacoches «obligatorio», es un plus para las personas a las que no les gusta dejarle a nadie las llaves de su coche.
En resumen, la próxima vez que visite la zona, ya sé dónde reservar.

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Yann Fayet

¡Nada que decir, salvo que todo muy bien!

El castillo es fabuloso – La paz y la vegetación – El servicio es muy bueno – El restaurante mejor que bueno – Auténtica gastronomía – Piscina – Bar – Hermosa decoración – Un auténtico placer – Para disfrutarlo sin dudar.

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Beatrice Hontand

¡Mágico!

Acompañados por unos amigos, pasamos una velada extraordinaria: un adorable recibimiento, un aperitivo repleto de sabores en un exquisito saloncito privado, y una comida de altos vuelos. Un delicioso maridaje de vinos. ¡Gracias, Vincent! El personal de sala es a la vez discreto y solícito, y realmente profesional. Muchas gracias al chef Robin y a su equipo, por el rato maravilloso que pasamos en La Chenevière.

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Jean-Baptiste Prioret

Un lujoso oasis regentado por un personal que es un dechado de sonrisas y amabilidad.

El auténtico lujo: bienestar, comodidad, encanto, elegancia y refinamiento.
Una preciosidad de habitación. Una cena sobresaliente gracias al chef Didier Robin, que merece al menos una estrella de la Guía Michelin*, y el sumiller Vincent Berthault, alguien fuera de lo común para presentarte vinos difíciles de encontrar. Un magnífico desayuno compuesto casi exclusivamente por productos locales y orgánicos. Y un recibimiento personalizado, cálido y atento de la responsable de la recepción, Aurélie, y de la responsable de desayunos, Béatrice, y sus equipos, para quienes los huéspedes son amigos. La alegría de vivir.

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Dariouch Guerin

Un cuento de hadas

Me encantó mi estancia en La Chenevière. El lugar es maravilloso y está decorado con sumo gusto. Los jardines están cuidados con mucho mimo. Me gustaron especialmente la colección de árboles centenarios y exóticos, el huerto y las colmenas. Me impresionó que un establecimiento de lujo estuviera concienciado con los productos de circuito corto, el medio ambiente y la producción local). El recibimiento y el servicio son dignos de un hotel de 5 estrellas. Todo el mundo estaba pendiente de nosotros (y de nuestro perrito). Gracias, volveremos.

★ ★ ★ ★ ★  5/5

– Marine Prevost

Entorno excepcional, servicio de alta gama

Está todo pensado para una estancia extraordinaria: el entorno, la calidad del equipo, la mesa… todo.
Estuvimos en la habitación Executive Deluxe, en la tercera planta del Château. Es cierto que hay una escalera para acceder y un cuarto de baño integrado que pueden no ser del agrado de todo el mundo, pero a nosotros la habitación nos pareció perfecta.
La piscina climatizada a 29 grados es muy agradable, y hay una gran pista de tenis.
La relación calidad-precio está muy bien para la mesa, que utiliza los productos de un huerto que se puede visitar.
El establecimiento tiene bien merecidas sus 5 estrellas.